Viste y decora tu mesa de Navidad

Por Mi Casa Burgos

Se acerca la Navidad y todos queremos ver nuestro hogar bonito con los adornos, el árbol,  las luces… pero sobre todo reencontrarnos con familiares y amigos para compartir largas comidas y reuniones.

Desde Mi Casa Burgos os damos pequeños consejos y pautas a seguir para saber cómo presentar la mesa en Navidad, la época más especial del año.

LO ESENCIAL PARA UNA BUENA MESA SON:

  • Textil
  • Vajilla
  • Cubertería
  • Cristalería
  • Centro de mesa

ELEGIR EL MANTEL

Cada vez que pensamos en preparar una mesa, lo primero que se nos viene a la cabeza es un bonito mantel en ella. Tienen la función de proteger la superficie de las mesas, sin embargo, también pueden ser utilizados como elemento de adorno o para reducir los ruidos que provoca el choque de la vajilla con la mesa, incluso  evitar que los comensales manchen su ropa con salpicaduras o derrames.

Un mantel básico con algún detalle, tipo vainica, puntilla… en color blanco, crema o lino tiene la ventaja de destacar el resto de elementos que vayamos a usar en la mesa. La mesa navideña ya se va a ver repleta de vasos, copas, platos, cubiertos, servilleteros y otros elementos, por no olvidar el centro de mesa para decorar.

Si queremos usar un mantel con diseño de Navidad, lo mejor es usar platos blancos y no recargar el centro de la mesa ya decorado por el propio mantel.

La opción de los manteles estampados no es mala idea siempre y cuando sepamos qué estampado escoger y no acabemos eligiendo uno que haga que nuestra mesa se vea demasiado recargada. Apuesta por uno que tenga colores y fondo claros.

Podemos elegir entre manteles con textura, lisos, bordados, temáticos…cualquiera de ellos decorará nuestra mesa siempre y cuando no nos olvidemos de algo, un mantel debe tener siempre una cualidad: estar limpio. Una mantelería mal cuidada en el que se vean restos de manchas o haya perdido su color original quedando ya desteñida no ofrecerá la imagen de pulcritud que queremos. El cuidado de una mantelería pasa por un buen lavado, planchado y guardado.

IMPORTANCIA DE LA SERVILLETA            

La servilleta es imprescindible en cualquier tipo de mesa. Además de limpiarnos nos servirán para decorar, si queremos una mesa muy clásica utilizaremos servilletas lisas, si queremos un punto desenfadado pondremos color, flores o estampados. También nos sirven de soporte para lazos, aros, flores o borlas. Lo que la imaginación te dicte.

Si elegimos servilletas de tela deben estar fabricadas con materiales naturales ya que es muy molesto las telas sintéticas que resbalan  o que no limpian bien.  Un buen lino o un algodón de calidad darán distinción y elegancia en tu mesa.

Si por el contrario nos decantamos por unas de usar y tirar, ya que es más cómodo y ahorra mucho trabajo, escoge unas que no desmerezcan a tus platos y a tus presentaciones.

ESCOGER  Y COLOCAR LA VAJILLA

Lo primero que has de pensar es en el número de comensales a la mesa y si tienes suficiente vajilla. Lo que pensamos todos es apostar por una vajilla que sea buena, esa que guardamos para las grandes ocasiones y aunque es sin duda todo un acierto, puede que con el paso del tiempo hayas ido perdiendo piezas. Nada de colocar platos de vajillas distintas por mucho que las dos sean realmente buenas. Es mejor elegir piezas que aunque quizás más económicas sean todas iguales.

El diseño elegido debe ser acorde al resto de los elementos de la mesa. Es decir, no podemos poner una vajilla muy clásica, con una cristalería muy moderna. Hay que tratar de ser uniformes y mantener una cierta ‘línea’.

No se deben poner los platos directamente sobre la mesa, es mejor que lleve un plato llano como base o más eficiente y sofisticado un bajoplato. Elegir unos elegantes bajoplatos para la mesa es una tarea que debe hacerse cuando tengamos pensado cómo va a ir decorada el resto de la mesa, pues es un elemento decorativo y tiene que combinar, debemos mantener esa ‘línea’ de la que antes hablábamos.

Partiendo del bajoplato el servicio básico de mesa suele ser colocar un plato llano, que estará durante todo el servicio,  y encima de éste un plato hondo o consomera, si vamos a tomar un alimento que lo requiera, o si no vamos a utilizarlo podemos optar por colocar un plato más pequeño, que nos luce decorativamente y nos sirve de protección para el plato llano en el caso de tomar unos aperitivos.

Si se quiere poner un plato pequeño para el pan irá a la izquierda en la parte superior, encima de los cubiertos del lado izquierdo.

LA PERFECTA COLOCACIÓN DE LOS CUBIERTOS EN UNA MESA

La primera regla básica a la hora de conformar una mesa es la utilización de los cubiertos del exterior hacia el interior, es decir, que los cubiertos que estén más alejados del plato son los primeros que se van  a utilizar. Recordar que se deben colocar con el mango hacia abajo y las puntas hacia arriba

Los tenedores siempre irán a la parte izquierda de los comensales y se colocarán  según el uso que vayan a tener. Si existen otros utensilios más específicos como un tenedor de marisco, éste se colocará a la derecha.

Los cuchillos irán a la parte derecha, al lado del plato, con el filo ondulado mirando hacia él. Seguidamente se colocará el cuchillo de pescado con el filo inclinado hacia el mismo lado. Las cucharas se colocan a continuación de los cuchillos, siendo la sopera siempre la que se sitúa en el exterior, colocando la de aperitivo en el interior.

En el caso de disponer de los cubiertos de postre en la composición inicial de la mesa, se ponen en la mesa frente al plato, entre los platos y las copas, en sentido perpendicular. Se pone una cucharilla, un tenedor y un cuchillo de postre. La cucharilla y el cuchillo con el mango hacia la derecha y el tenedor con el mango hacia la izquierda.

PRESENTACIÓN DE LA CRISTALERÍA

La cristalería nos aporta distinción y elegancia en nuestras mesas y esto no quiere decir que tengamos que utilizar una cristalería de bohemia, basta con unas copas de cristal adecuadas para las bebidas que vamos a servir. Como hemos mencionado cada utensilio tiene su ubicación por lo tanto meter la servilleta dentro de una copa no es nada elegante.

La mesa en estas fechas suele estar muy recargada de elementos decorativos y no hay que llenarla aún más con muchos cubiertos, copas….. pero si podemos colocar alguna copa más de las habituales. 

El orden de las copas suele ser: copa de agua, copa de vino tinto, copa de vino blanco y copa de cava, aunque no hay una regla fija y esta colocación puede variar.

Las copas  se sitúan frente al plato y se pueden colocar en una hilera recta, en diagonal respecto al plato, o haciendo una pequeña elipse o curva. Si que se suelen desplazar ligeramente hacia la derecha para no ocupar todo el frente del comensal.

Un pequeño truco para que tus copas queden súper brillantes y preciosas es lavarlas con agua con vinagre, evitando usar estropajo de metal y jabones abrasivos y dejarlas secar en un escurridor o sobre un paño de cocina limpio.

ELEGIR UN BONITO CENTRO DE MESA

Poner velas en la mesa navideña así como un bonito centro de mesa es una buena idea, pero debemos tener cuidado que su altura no impida la visibilidad directa entre los comensales de la mesa. Apostar por la sencillez es siempre una buena idea si nuestra mesa no es muy grande.

Los elementos que tradicionalmente se usan para elaborar los centros de mesa navideños son velas, de diferentes tamaños, colores e incluso flotantes y elementos naturales propios de la época como hojas de pino, piñas, musgo, muérdago, o acebo.

Una buena opción es colocar un centro elaborado a partir de combinar distintos adornos navideños. Puede que este año hayas pensado en cambiar la decoración del árbol. No tires las bolas viejas y colócalas en un jarrón o una fuente amplia, puedes añadir alguna guirnalda y también un poco de muérdago. Será un bonito centro que además tendrás hecho en cuestión de minutos.

Si buscáis la originalidad, podéis optar por un centro de mesa elaborado con copas colocadas del revés. Además de ser llamativo, os permite colocar en la parte inferior alguna flor o detalle que impregne de color la estancia y una vela en la zona superior del tamaño que os guste.

Después de todos estos consejos solo nos falta un elemento que no puede faltar en nuestra mesa navideña: los postres tradicionales de todas las Navidades, como turrones, mazapanes y polvorones. Podemos servirlo en bandeja y colocarlo en el centro de la mesa de manera que los invitados vayan cogiendo lo que les apetezca mientras se degustan y se pasa el tiempo en familia.

¡Mi Casa Burgos os desea Feliz Navidad y próspero año 2020!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: